InformaBTL

El hambre por personas extraordinarias: famous effect

Desde hace cerca de 2 años y medio imparto clases en diversas maestrías, las más recurrentes son la de Marketing Político, la de Relaciones Públicas y la de Administración. En las dos primeras, suelo ser el docente que imparte la materia de Imagen Pública, asignatura en la que se aborda el tema denominado “Culto al hombre”.

Como es sabido el centro del Sistema Solar no es el Sol, en realidad es el ser humano, de hecho, el centro del Universo, parece haberse resumido a nuestros parámetros y perspectivas, esto ocurre desde tiempos inmemorables, pues aunque usted suponga que difiere por la gran cantidad de estudios y exploraciones respecto del Universo, lo cierto es que todos ellos se realizan para subsidiar una necesidad de conocimiento que parte del hombre mismo.

El hombre se analiza, se interpreta, se describe y al tiempo le da libertad a las especulaciones propias de lo complejo que es conceptualizarnos. Por lo anterior, no deseo ahondar en detalles propios de la sociología, antropología, psicología y demás ciencias (al igual todas) que soportan a la humanidad desde sus diversas aristas.

La intensión es reconocer que en el último par de décadas hemos dado paso a una mitificación que parte de parámetros menos exigentes que en la antigüedad, pues al parecer el hambre por superhombres, nos ha adentrado en una modalidad en donde todos tenemos la posibilidad de sobresalir, por lo menos en eso 5 minutos de fama que antes decíamos de broma, 5 minutos que bien aprovechados pueden darte para convertirte en una estrella.

Es ahí donde surgen los embajadores de marca, los influenciadores, los representantes y demás modalidades que se han construido desde la óptica que las personas añoran modelos a seguir, pero en esta ocasión, modelos que provengan desde las mismas entrañas del segmento, de la masa, del común denominador.

El efecto famoso, se basa en diferentes puntos, el principal es el poder que tienen los nuevos hitos de las redes para hacer viral un mensaje. Justo escribiendo la columna escucho la nueva canción de J. Balvin y Willy William llamada “Mi gente”,  en el video es destacable la participación especial del reconocido sexagenario influenciador Gianluca Vacchi.

Nos tocó la era en donde una persona puede dar show, entrevistas y hacer videos, por tener una gracia, por ejemplo, en Gianluca su salto a la fama sucede gracias a su edad, su sensual forma de convivir con las mujeres en múltiples playas del globo terráqueo, así como su singular baile en yates y barcos.

Si bien es cierto que Vacchi tiene talento, la verdad de las cosas es que también advierte esa necesidad imperiosa por novedades, quizás porque cada vez es más complicado sorprender o porque cada vez es más sencillo saltar a la fama con una mezcla de innovación y un toque “freaky” o surrealista.

El efecto famoso, se basa en aderezar del poder encantador de los personajes del momento a las marcas, productos, empresas y campañas. Pude estar en un evento donde se dio cita un personaje de Acapulco Shore, fui testigo como las personas se acercaban aún si saber el motivo, es la mezcla del “efecto cardumen” de la mano del “culto al hombre”, incluso fui víctima, mi Instagram es testigo del encanto que tienen los famosos, pues la verdad del asunto es que siempre estará presente el deseo de admirar, inspirarnos y desear tener un modelo a seguir (por momentáneo que este sea).

 Publicado en: http://www.informabtl.com/hambre-personas-extraordinarias-famous-effect/
Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s